Categoría Blog 1

Seguro de vida, mucho más que una indemnización

Apenas siendo unos niños y hasta el momento de nuestra madurez, el ser humano ha tenido siempre ese instinto protector con familiares y personas cercanas. Se nos crea de forma instintiva la necesidad de saber que están seguros y en buen estado de salud en cada momento. Es en este instante cuando nace  el Seguro de Vida, ya que no son pocas las familias que viven angustiadas por problemas de índole económico o por el futuro de su familia si se diera el caso de que una persona falleciese. Por tanto, el Seguro de Vida es una herramienta que se hace presente en asuntos de urgencia económica, y dotará de cierta tranquilidad a sus familiares más cercanos. La misma aseguradora hará llegar a las personas que nosotros hayamos designado como beneficiarios, la cantidad indicada previamente.

A veces se nos presentan percances inevitables e imposibles de solucionar, pero somos conscientes de que algunas de esas circunstancias se podrán resolver si tenemos suficiente recursos para afrontarlas. El Seguro de Vida es una opción ideal para obtener esa tranquilidad.

Hoy día, la principal causa de contratación es el mantenimiento de la familia, ya que cuando fallece una de las personas que proporciona ingresos a la misma, es necesario continuar proporcionando sustento económico. Pero existen otros buenos motivos por los que tener contratado un buen Seguro de Vida y que se desconocen.

Cancelación de la hipoteca en los seguros de vida

Otra razón de peso para contratar dicho seguro es que permite cancelar la hipoteca pendiente en caso de fallecimiento. Así se consigue que la casa u hogar pase a ser propiedad de la familia, sin obligación de seguir pagando una parte importante de sus ganancias.

Gastos inmediatos

Cuando una persona muere suelen  existir  gastos inmediatos. Puede tratarse de préstamos pendientes, cargos en cuenta, tarjetas de crédito,  etc. Pero también pueden darse otros gastos relacionados con el propio fallecimiento.

Impuesto de sucesiones

A veces, según la comunidad autónoma pertinente, tras el fallecimiento hay que liquidar el impuesto de sucesiones que se deriva de la herencia. El dinero que proporciona el seguro de vida puede utilizarse para pagar el impuesto de sucesiones y así conservar las propiedades en el seno familiar, planificando su venta posterior si así se desea.

Estudios de los hijos

Cuando el fallecimiento es prematuro, el Seguro de Vida puede proporcionar el dinero suficiente para que los hijos sigan estudiando. También puede utilizarse el seguro de vida-ahorro para ir consiguiendo de forma periódica un importe suficiente para pagar los estudios universitarios aunque los padres vivan. Además se puede ir ahorrando para que, al terminar una carrera, los hijos tenga fondos suficientes para abrir su propio negocio, despacho, bufete, clínica, etc. El Seguro de Vida es la herramienta ideal para dejar un capital que sea suficiente para garantizar la independencia económica de los hijos en caso de fallecimiento de los padres cuando tenemos a nuestro cargo hijos con algún tipo de minusvalía.

En definitiva, el Seguro de Vida no debe verse como “eso” que a veces contratamos por inercia, sino como el instrumento que nos garantice que en el caso de faltar nosotros, la vida y el devenir familiar sufrirá el mínimo trastorno posible.

“Nadie ha quebrado por pagar un Seguro de Vida pero muchas familias han quedado en la ruina por no tenerlo”.

En Gesteco Seguro – Grupo Ruiz Re somos especialistas en seguros personales y patrimoniales,  por eso, nuestro equipo de profesionales podrá aconsejarte sobre qué opciones se adaptan mejor a tu situación de forma personalizada y eficaz. Contacta sin compromiso con nosotros en el teléfono 968 57 95 60 o enviamos un email a info@gestecoseguros.com