Categoría Blog 1

Los autónomos podrán deducir hasta 6.400 euros en dietas

Lo esperábamos, lo reclamábamos y por fin ha llegado. La nueva Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo ya está aquí, y recoge algunas de las solicitudes que los trabajadores por cuenta propia hacía tiempo que estaban esperando. Entre las más destacadas, la ampliación de las deducciones en concepto de dietas de manutención en el IRPF. Concretamente, hasta 6.400 euros anuales; lo que significa que más de tres millones de trabajadores podrán deducirse hasta 26,67 euros al día en dietas. 48,08 euros cuando estén en el extranjero.

Respecto a las condiciones para descontar la manutención, aclaramos que el gasto, obviamente, ha de tener relación con la actividad laboral y tiene algunos requerimientos:

–          Tienen que ser días laborables.

–          Los establecimientos han de ser de restauración y hostelería.

–          El medio de pago tiene que ser electrónico, como tarjeta de crédito y débito, transferencia o cheque el bancario.

La ley también contempla que, en el caso de pernoctar fuera de casa por algún desplazamiento laboral, la cantidad de la deducción se duplica.

Según Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Trabajadores Autónomos), la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, publicada en el BOE, “no solo se da certeza al autónomo a la hora de deducirse sus gastos, sino que se prioriza las deducciones que benefician a más autónomos”.

En cuanto a los suministros

También se han tenido en cuenta las necesidades de los autónomos que trabajan desde casa, que podrán deducirse parte de los suministros de agua, gas, electricidad, telefonía e internet. Eso dice la nueva ley; que puntualiza que gastos como amortizaciones, IBI, comunidad de propietarios, etcétera, también son deducibles, con algunas condiciones:

–          El autónomo podrá deducir estos gastos en proporción a la parte de la casa que usa para trabajar y al porcentaje de titularidad que tiene el autónomo en la vivienda. Es decir, los gastos propios de la titularidad de la casa.

Sin embargo, los suministros varían en función del consumo y por eso no pueden funcionar del mismo modo. Así que, los suministros se deben imputar a la actividad en proporción a la parte que se destina a trabajar.

Para solventar algunos de los problemas que suscitaban los criterios utilizados para calcular dicha proporción, a partir de ahora se adjudicará un porcentaje objetivo para la deducción, equivalente al 30% de la parte proporcional de la vivienda que se utiliza para trabajar. Pero lo mejor es que veamos un ejemplo que muestra el procedimiento de cómo calcular el importe deducible de estos gastos:

– La vivienda habitual del autónomo tiene 100 m².

– El autónomo tiene su actividad económica en 40 m².

– Los gastos anuales por suministros ascienden a 5.000 euros.

– Proporción de la vivienda habitual afecta: 40 m² / 100 m² = 40%

– Porcentaje de deducción = 30% x 40% = 12%

– Gastos deducibles: 5.000 euros x 12% = 600 euros

Con la nueva Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo se allana un poco el camino de millones de personas que han hecho del trabajo por cuenta propia su mejor salida laboral.

Deja un comentario