Responsabilidad Civil Administradores

 

¿ A quién Protege?

Protege a los Administradores o Altos Cargos frente a reclamaciones de terceros (tales como accionistas, empleados, acreedores, organismos públicos y la propia sociedad entre otros).

¿Cual es su Objetivo?

El principal objetivo de este seguro es la protección del patrimonio personal de los Administradores o Altos Cargos por los perjuicios económicos causados a terceros como consecuencia de sus actos de gestión negligentes o por el incumplimiento de los deberes en el desempeño de su cargo o actos contrarios a la ley o los estatutos.

Ventajas de contratar esta póliza:

  • Garantiza el reembolso de las indemnizaciones a las que tenga que hacer frente el Administrador y/o Directivo.
  • Cubrir los gastos de defensa jurídica en caso de reclamación.
  • Extender la cobertura para filiales y participadas.
  • Extender la cobertura a reclamaciones presentadas contra el cónyuge, herederos o legatarios de cualquier asegurado.
  • Cubrir nuevos riesgos, como las reclamaciones por violación de prácticas de empleo.
  • Entrar en protección con un simple requerimiento o con cualquier procedimiento civil.
  • Incluir además de Administradores y Directivos, cualquier otro empleado que ostente funciones de alta dirección.
  • Contar con una estrategia de defensa profesional en caso de reclamación.

¿Qué puede pasar? Ejemplos de Reclamaciones

Acción social de responsabilidad
El administrador de una constructora compra mercancía a un proveedor. Los accionistas, ante el elevado precio, consultan el precio medio del mercado que es inferior por lo que la Junta General de Accionistas ejercita una acción social de responsabilidad de acuerdo con el Art. 238 y siguientes de la L.S.C. en contra del administrador para recuperar sus pérdidas. En este caso, el sobreprecio sería el perjuicio causado por el administrador a la sociedad.

Acción individual de responsabilidad
Un comprador de acciones de una sociedad entabló una acción individual contra los administradores de la sociedad por su negativa a reconocer su cualidad de accionista, lo cual le privó de poder ejercer el derecho de voto en una Junta General así como de percibir los dividendos correspondientes a un ejercicio.
El Tribunal condenó a los administradores tanto al reconocimiento de la condición de socio del comprador como a la indemnización de los daños y perjuicios ocasionados.

Responsabilidad por deudas de la sociedad
Se entabló una acción de responsabilidad contra los administradores de una sociedad, quienes, teniendo conocimiento y tiempo para comprobar los problemas económicos por los que atravesaba la compañía, incumplieron la obligación de convocar la Junta General para acordar la disolución de la misma.
Los administradores fueron condenados, solidariamente con la sociedad, al pago de las deudas de ésta.

Responsabilidad concursal
Una empresa declara concurso voluntario de acreedores. El cliente da parte a su compañía de seguros de D&O, advirtiendo de posibles responsabilidades del administrador por deudas con acreedores, Seguridad Social y Hacienda.
La administración concursal emitió un informe de calificación apreciando indicios de concurso culpable y finalmente el juez declaró esta condición y condenó al administrador.
La Sentencia condenó a los administradores al pago del déficit patrimonial de la sociedad.

Inhabilitación Profesional
Con motivo del proceso concursal de una Sociedad, el juez inhabilitó al administrador durante un período de 2 años.
La compañía aseguradora indemnizó al administrador inhabilitado abonando el máximo establecido en póliza, puesto que en caso de Concurso culpable el juez siempre inhabilita a los administradores.

Procedimiento sancionador iniciado por un órgano administrativo
La Comisión Ejecutiva del Banco de España inició una investigación y, posterior procedimiento sancionador contra los administradores y el director general de una entidad financiera por no haber respetado las normas reguladoras de las situaciones de conflictos de interés.

Prácticas de Empleo
Demanda de un empleado contra una empresa y varios directivos por vulneración de derechos fundamentales. El empleado de origen extranjero alegaba supuesto acoso y tratos vejatorios por razón de raza y de religión reclamando una indemnización por daños y perjuicios. Finalmente tanto la empresa como los directivos fueron condenados al pago tanto de la indemnización como de los gastos de defensa.

Responsabilidad tributaria
Un administrador fue condenado con carácter subsidiario al pago de los importes correspondientes a diversas autoliquidaciones del IRPF, retenciones de trabajo personal e IVA, así como a los correspondientes intereses de demora, sobre la base de que la sociedad había cesado en la actividad, dejó de presentar regularmente sus declaraciones tributarias, y el administrador no promovió la disolución y liquidación de la sociedad inactiva incumpliendo el deber de administración diligente.

Si tienes alguna duda, contacta con nuestro equipo a través de:

968 57 95 60

info@gestecoseguros.com